Tratar la hipotermia en los perros

primeros_auxilios_hipotermia_perrosAunque ya se acerca la primavera y las temperaturas empiezan a subir y estabilizarse un poco más, todavía queda algo de invierno y no es de extrañar que aún nos toquen unos días más de frío y podamos aprovecharnos de los bajos precios en las estaciones de esquí y de la nieve de la sierra.

Por ello, tenemos que tener en cuenta siempre a nuestras mascotas y es que muchos son los que llevan en sus viajes a sus perros, pero no están preparados para una emergencia por bajas temperaturas. Por ello, conviene aprender un poco más sobre los primeros auxilios de hipotermia en perros y cómo actuar ante una situación de máximo enfriamiento en los canes.

Exposición al frío

Cuando un perro está expuesto al frío durante un largo periodo de tiempo, la temperatura de su cuerpo cae en picado, pudiendo llegar a tener un desenlace fatal para nuestro miembro de la familia. También puede causar hipotermia:

  • Inmersión en agua fría durante mucho tiempo.
  • Piel y pelaje húmedos.
  • Anestesia administrada durante un largo tiempo.
  • Conmoción cerebral.

Señales de alarma

  • Pulso del animal muy débil (se toma en la parte interior media del muslo).
  • Presenta fuertes temblores y escalofríos.
  • Falta de interés por parte del perro hasta llegar al aletargamiento.
  • Temperatura rectal menor a 35º C.
  • Congelación de ciertas partes del cuerpo del animal más expuestas, como son las orejas, la cola o las almohadillas de las patas.
  • Todos estos síntomas pueden desembocar en un estado de coma y fallo cardíaco.

Primeros auxilios de hipotermia en perros

  1. El primer paso a seguir es el de intentar darle calor al animal, ya sea envolviéndolo con una manta, una chaqueta o cualquier prenda que ayude a retener la temperatura. Tras esto, deberás colocar al perro en un lugar cálido y secarlo con una toalla en caso de estar mojado.
  2. Inmediatamente después, mide su temperatura rectal y si esta es mayor de 35º C, es que el animal no sufre hipotermia. Si es más baja de 35º, llama al veterinario de forma inmediata.
  3. Mientras se espera la ayuda profesional, puedes administrarle una solución de azúcar o miel disuelta en agua caliente para intentar evitar la bajada de sus niveles de glucosa. También puedes darle más calor colocando botellas de agua caliente alrededor de tu mascota, con cuidado de no quemarle.
  4. En caso de parada cardíaca, se deberá realizar la maniobra de reanimación cardiopulmonar de emergencia (RCP). Momento en el que deberás tumbar al perro de costado y realizar dos respiraciones sobre su boca, seguidas de 30 compresiones sobre la última costilla (por minuto), hasta que empiece a respirar.

Protege a tu mascota y mantén su temperatura allá donde os encontréis. Su salud está en juego.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *