La alimentación de los caracoles

Los caracoles son considerados unas de las primeras mascotas que todos hemos tenido en nuestro hogar a lo largo de los años. Estos pequeños animales suelen encontrarse en parques, jardines o cualquier zona en la que hayan plantas. Además, una de sus características más especiales es que suelen salir a la luz cuando llueve. Uno de los pasatiempos favoritos de muchas personas cuando deja de llover, es salir a recolectar caracoles. Cabe destacar que al tener estos animales se comete el gran error de no saber qué comen los caracoles.

La alimentación de este tipo de animales no se basa solo en hojas de lechuga, hay mucho más allá de ello.

¿Qué comen los caracoles?

Los caracoles son animales herbívoros que se alimentan de todo tipo de vegetales, desde plantas hasta vegetales tales cojo verduras, frutas o algas. Por ello, deben seguir una dieta variada para mantener su caparazón duro y poder desplazarse. La falta de una buena alimentación puede causar problemas en su estructura. 

Un caracol necesita alimentos ricos en calcio, para que su caparazón se mantenga grueso y con fuerza, si nos encontramos un caracol que tenga su concha rota o quebrado, es señal de que no dispone de una buena alimentación.

Las frutas que comen los caracoles

Cabe destacar que no todos estos terrestres son herbívoros, hay algunos que son omnívoros o carnívoros por lo que cada especie tiene unos hábitos diferentes en cuanto a alimentación se refiere. En cuanto a los caracoles omnívoros, pueden integrar en su dieta plantas y otros animales como otros caracoles, babosas y lombrices.

En cuanto a los moluscos de agua, este tipo de especie lleva una alimentación muy variada ya que también, se alimentan de plancton, algas o compuestos de las rocas del mar, también en algunas ocasiones pueden llegar a comer almejas o esponjas marinas.

¿Qué tipo de vegetales comen?

Como se ha mencionado con anterioridad, estos moluscos comen todo tipo de vegetales como, por ejemplo: calabazas, tomate, lechuga, pepino, guisantes, espinacas, maíz, nabo, u hojas de árboles entre otros.

Así como diversas frutas: manzana, pera, fresa, kiwis, plátano, papaya, frambuesas, melón o mango.

Aunque no sea muy común, muchos moluscos también optan por tomar semillas de girasol, avena, pan, otras conchas o semillas de calabaza.

Comida para caracoles

Otras curiosidades de la alimentación de los caracoles

  • Los caracoles no tienen boca por lo que utilizan su cuerpo para alimentarse. Es decir, mientras se arrastra utiliza unas rádulas ( llena de pequeños dientes afilados) que tienen para poder alimentarse.
  • Dependiendo de la especie, muchos no pueden alimentarse de ciertos vegetales y frutas ya que pueden ser perjudiciales para su salud.
  • No es indicado que ingieran alimentos con mucha sal o azúcar ya que puede dañar su sistema digestivo provocando intoxicaciones.
  • No disponen del sentido de la vista muy desarrollado por lo que para encontrar comida se guían por el olfato, de esta forma, encuentran comida mucho más rápido y fácil.

Por tanto, saber qué comen los caracoles es fundamental para poder brindarles una buena alimentación que fortalezca su estructura y pueda hacer que su esperanza de vida aumente varios años.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *