Los cuidados de un jerbo

jerbosMuy semejantes a los conocidos hámsters, los jerbos empiezan a hacerse un hueco en algunos hogares, aunque para mantener a este roedor en tu casa, deberás tener en cuenta unas cuantas recomendaciones importantes.

El origen del jerbo

Los jerbos proceden de un país tan exótico como ellos mismos: Mongolia, por lo que están acostumbrados a su orografía, más yermas y secas de lo que podemos encontrar por aquí, ya que las tierras mongolas se caracterizan por inmensas estepas y el gran desierto de Gobi atravesándola.

Esto suele marcar las costumbres y hábitos de este animalito, así que…¡atentos!

Consejos para cuidar a un jerbo

  • Escarban hasta la extenuación. Si te has decidido a tener un jerbo como mascota, lo primero que deberás saber es que su mayor pasión en el mundo es escarbar en el suelo. Así que, cuidadín con donde los colocamos, por qué si tiene debajo un suelo de tierra será capaz de expulsarla al exterior con sus patitas sin parar. Para evitar este problema, lo mejor es que adquieras alguna jaula más cómoda de limpiar y con un fondo que evite que escarbe.
  • Necesitan compañía. Los jerbos son animales que están acostumbrados a vivir en clanes, es decir, que son animales que no pueden vivir solos. Lo ideal es que viviesen en una ‘familia’ de siete u ocho ejemplares, pero como esto es prácticamente imposible, lo mejor es que adquieras una parejita de jerbos, procurando que sean la misma edad y sexo.
  • Amantes de la territorialidad. El jerbo es un animal muy territorial y por tanto, muy celoso de su espacio vital y de sus posesiones, así que lo aconsejable, para que no surjan las rivalidades, es que los ejemplares tengan la misma edad. Si quieres añadir más ejemplares a la parejita, hazte con una jaula dividida para que puedan acostumbrarse a la nueva compañía. Cuando ya no existan señales de agresividad, podrás retirar las barreras.
  • La alimentación. Generalmente se tratará de semillas, que serán las que aporten el suficiente valor nutricional al animal. Además, si quieres variar en alguna ocasión, podrás añadir algún trozo de verdura fresca e incluso algún insecto, si puedes capturarlos. El agua fresca diaria es imprescindible.

¿Conocías esta mascota? ¿Te gustaría tener un jerbo en tu hogar?

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *