Las mejores mascotas para los niños

animales y niñosAcceder al deseo de los más pequeños de la casa y permitir que convivan con una mascota en el hogar, puede ser una muy buena opción en muchísimos sentidos.

Y es que, al dejar que los niños adquieran una responsabilidad les estaremos ayudando a crecer y madurar, además puede que el vínculo con otra especie desarrolle mejor su empatía e incluso pueden entender el ciclo de la vida de una manera más natural y directa, si es que nuestra mascota fallece.

Animales y niños

Cómo ya hemos visto, el adoptar una mascota en la familia puede convertirse en un aliciente de lo más motivador para el núcleo familiar, aunque debemos pararnos a pensar un poco en qué tipo de mascota queremos y cuáles van a ser los cuidados que debemos proporcionarles.

Si adoptásemos un animal al que no podemos darle los cuidados necesarios y éste languideciese o falleciese, estaríamos rompiendo con todos los aprendizajes positivos que se puede llevar nuestro hijo al cuidar de un animal.

El perro

La mayoría de niños, si pudiesen elegir una mascota, se decantarían probablemente por el perro. Y es que, se trata del compañero de juegos ideal, además de tratarse de criaturas extraordinariamente sociables. La búsqueda constante de compañía humana por parte de los perros, puede desarrollar un estrecho vínculo con el niño.

Curiosamente, las razas pequeñas son las menos recomendadas para que vivan con niños, pues es más fácil que sin querer, nuestros hijos hagan daño al animal. Además, al saberse vulnerables, los perros pequeños suelen huir de las atenciones de los niños.

Opta mejor por razas de medianas a grandes, como los perros labradores, los Golden Retriever o los de raza bóxer. En tema animales y niños suelen ser los más cariñosos.

¿Un gato?

Aunque se tratan de animales mucho menos exigentes que los perros y que requieren menos cuidados, puede tratarse de un compañero muy independiente y menos apto para la compañía de un niño.

Si los niños intentan jugar con el gato y éste no quiere ser molestado, puede que el pequeño acabe siendo arañado. Aunque si el niño es un poco mayor y se considera una personita bastante responsable, se le puede enseñar a convivir con un gato, aunque ya te decimos que no es lo más recomendable.

Por cierto, no te pierdas este post si quieres saber cómo preparar una mudanza con un gato en casa. ¿Tienes niños pequeños? ¿Te planteas adoptar una mascota?

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *