Cuando tu perro envejece

envejecimiento de tu perroTodos nos hacemos mayores, incluidas nuestras mascotas. En el caso de los perros, su envejecimiento puede ser bastante notorio, cambiando nuestra forma de relacionarnos con ellos y dejando paso a una relación más estrecha y dependiente debido a sus limitaciones.

Debemos ser conscientes, cuando adoptamos un perro, de que sus expectativas de vida son cada vez más elevadas y de que en la recta final de su vida, van a necesitar unos cuidados y un cariño especial. Proporcionar a nuestra mascota una vejez tranquila y feliz está dentro de nuestras responsabilidades.

Las primeras señales de envejecimiento de un perro

Existe una gran diferencia entre los perros según su tamaño. Los más pequeños, pueden tardar hasta 11 años en llegar a su ancianidad, en cambio, las razas más grandes suelen envejecer mucho más rápido, a partir de los 5 o 6 años.

Si no sabes la edad exacta de tu mascota, aquí tienes algunas pistas que te pueden dar información sobre el envejecimiento de un perro:

  1. Aparecen las primeras canas, sobre todo en el hocico y en las patas.
  2. La coordinación de movimientos se vuelve más complicada.
  3. Se empieza a perder el brillo en los ojos.
  4. Su actitud es más débil y se vuelven perezosos, vulnerables, torpes e inactivos.
  5. Cuando más degenere su envejecimiento, más capacidad visual y auditiva perderán.

Cómo mejorar su calidad de vida en la recta final

Algunos de los consejos a tener en cuenta para cuidar a tu perro anciano, son:

  • Cárgate de paciencia. Tu mascota ya no puede moverse tan deprisa y sus reacciones son mucho más lentas. Sienten inseguridad y fallan en el oído y la vista, lo que les puede hacer más dependientes.
  • Ante cualquier bultito desconocido o una herida que no sana, lleva inmediatamente a tu perro al veterinario. El cáncer suele ser más frecuente en los perros gerontes.
  • Sácalo a pasear normalmente. Procura caminar a su ritmo y sigue las recomendaciones de tu veterinario.
  • Cuídate de que no falle a ningún chequeo preventivo. Una profilaxis dental mínima al año y cuidado con la aparición de cataratas.

Cuida a tu perro y demuéstrale que puede contar contigo en sus peores momentos.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *