Chihuahua Cabeza de Venado: características y cuidados

Conocidos también como chihuahua cabeza de ciervo, esta raza de perro es originaria de Centroamérica, concretamente de México. Se caracteriza por presentar una forma de la cabeza alargada similar a la de un ciervo, con un hocico extendido en forma de pera. El chihuahua cabeza de venado no es una raza reconocida por la American Kennel Club (AKC), uno de los clubs caninos más importantes de Estados Unidos. Sin embargo, suele ser muy querido y valorado por la gente gracias a su dulce cara, sus piernas largas y elegantes y su personalidad alegre y juguetona. 

Su particular morfología, con una cabeza más fina que el resto de chihuahuas, hace que esta raza sea fácilmente reconocible. Su esperanza de vida puede rondar entre los 15 y 20 años, siempre que el perro reciba los cuidados adecuados, así como un pienso de calidad y una cantidad acorde a su pequeño tamaño.

chihuahua cabeza de venado

Características del chihuahua cabeza de venado

Aunque los perros chihuahua cabeza de venado se caracterizan principalmente por la morfología de su cráneo, existen otros aspectos físicos muy singulares. Por un lado, sus patas son bastante largas, teniendo en cuenta su pequeño tamaño. Son animales conocidos como “toys”, “mini” o “de bolsillo”, ya que su altura no alcanza los 35 centímetros y su peso puede variar entre 1 y 3 kilos, dependiendo de su alimentación o su edad. 

En cuanto a su pelaje, este puede ser de dos tipos, corto o largo. Estos últimos suelen presentar distintas tonalidades, normalmente son de colores blancos, marrones y negros. Han de ser cepillados diariamente y como ventaja respecto a los chihuahuas de pelo corto, su pelaje suele ser más resistente y por lo tanto cae menos. 

Otra de sus particularidades son sus ojos ya que se trata de una raza de chihuahua con unos ojos pequeños y estirados, comúnmente llamados almendrados. Además, a diferencia de otras razas como por ejemplo los chihuahuas cabeza de manzana, con un cráneo ovalado, sus ojos no sobresalen. Asimismo, cuenta con unas orejas rectas, erguidas y largas. 

En cuanto al carácter del chihuahua cabeza de venado, por lo general suele ser un perro alegre, con mucha vitalidad y sobre todo, leal. Es perfecto para familias con niños pequeños ya que son muy fáciles de cuidar, con un carácter dulce y afectuoso. No obstante, tiene una naturaleza de clan, lo que significa que prefieren rodearse de perros de su misma especie. Son muy territoriales y posesivos, por lo que es de vital importancia que desde cachorros los adiestres y eduques correctamente para que puedan tolerar la presencia de otros animales.  

chihuahua cabeza de venado

Cuidados del chihuahua cabeza de venado

Aunque esta raza no requiere unos cuidados excesivos, hay que tener en cuenta que se trata de un perro pequeño y con una constitución delicada, por lo que en algunos caso habrá que tener cuidado. A continuación os ofrecemos unos tips sobre diferentes necesidades que presentan los Chihuahuas:

  • Paseo: es un perro que se adapta con facilidad a cualquier tipo de casa o piso, ya sea grande, pequeña, con terraza o sin terraza. No obstante, aunque dispongas de espacios al aire libre, deberás sacar a pasear a tu chihuahua cabeza de venado al menos dos veces al día durante media hora. Durante las salidas, evita que no coman nada del suelo ya que su sistema digestivo es muy frágil e ingerir algo que encuentre en la calle puede acarrear grandes problemas de salud.
  • Temperatura: al ser una de las razas más pequeñas que existen, estos animales no soportan muy bien las temperaturas bajas. Deberás evitar dejarlo en terrazas o patios durante mucho tiempo, sobre todo en los días más fríos o por la noche. Por el contrario, las temperaturas excesivas, por encima de los 35 grados tampoco son aconsejables.
  • Alimentación: el pienso ideal es el seco y el específicamente diseñado para los perros “mini”. Evita la comida húmeda ya que suele ser más complicada de digerir y podría dañar su aparato digestivo, ocasionando enfermedades gastrointestinales como la diarrea. Asimismo, son sensibles a los cambios en la dieta, así que si quieres llevar a cabo alguna modificación, consulta primero al veterinario. 
  • Baño: es importante utilizar agua tibia, así como jabones de calidad especializados en cuidados del pelaje canino. Recuerda que un baño excesivo puede ser perjudicial para el pH de la piel de tus mascotas. Generalmente, se suele recomendar lavarlos 1 o 2 veces al mes. 
  • Higiene dental: esta raza tiene tendencia a acumular placa bacteriana. Al tener la boca tan pequeña la acumulación de sarro puede afectar a su mal aliento, así como provocar otras enfermedades. Por ello, deberemos tener especial atención  y cuidado con su higiene dental, realizando cepillados frecuentes. 

chihuahua cabeza de venado

Sin duda los chihuahuas cabeza de venado son una opción perfecta para todos aquellos que vivan en grandes ciudades y no dispongan de un espacio lo suficientemente grande para acoger a otras razas de mayor tamaño. Además, si lo cuidas correctamente y le das la atención y el amor que necesitan, te recompensará con su personalidad arrolladora y su eterno afecto hacia ti. 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *