Hojas de olivo para perros: descubre sus beneficios

El milenario árbol de olivo, no solo es apreciado por la extracción del llamado oro líquido (aceite), sino que además cuenta con una serie de propiedades medicinales que son conocidas desde hace siglos. De las hojas de olivo se extrae uno de los antibióticos más eficaces que la madre naturaleza nos regala, con una gran cantidad de beneficios para nuestros perros.

Propiedades curativas del olivo para perros

  • Ayuda a reducir los niveles de colesterol para mejorar la salud cardiovascular de tu mascota. También disminuye los triglicéridos, principales constituyentes de la grasa corporal de los animales. 
  • Una infusión de las hojas de olivo disminuye la presión arterial. Tiene efectos similares a los fármacos antihipertensivos y gracias a sus propiedades hipotensivas y su efecto vasodilatador, consigue reducir la presión arterial.
  • Por otro lado, el aceite de oliva actúa como un antiagregante plaquetario, siendo una buena opción para la prevención de trombos e infartos
  • Del extracto de las hojas de olivo se obtiene la oleuropeína, un compuesto que actúa inhibiendo procesos moleculares implicados en el cáncer. 
  • Sus hojas también se utilizan como una terapia complementaria para tratar a los perros con diabetes, ya que afectan a los niveles de glucosa.

hojas de olivo

Las hojas del olivo como antibiótico para perros

Al margen de estos beneficios, las hojas de olivo tienen una gran capacidad antibiótica. Los compuestos fenólicos de la aceituna y de las hojas, inhiben la acción y la aparición de ciertas bacterias. 

Podemos obtener los compuestos químicos del olivo a través de infusiones o aceites. Una de las opciones más comunes es añadir este elemento a la dieta de nuestro perro. Podemos hacerlo como un complemento alimenticio, no obstante, también se comercializan piensos que contienen aceite de oliva en su composición. Haciendo referencia a las cantidades adecuadas, habrá que tener en cuenta el peso de tu mascota, así como su raza. Para un perro de tamaño medio-grande como un Dalmata, un Australian Shepherd o un Golden retriever, deberás añadir una cucharada de aceite de oliva, mezclado en su pienso o en latas de comida húmeda.

Otra de sus posibilidades es utilizar el aceite directamente en la piel de tu mascota, ya que ayuda en la eliminación de parásitos como las garrapatas, y además actúa como hidratante para las almohadillas de las patas. Tras un tiempo aplicando el aceite, el aspecto, así como la densidad del pelaje de tu perro, mejorará visiblemente y tendrá una apariencia sedosa y brillante. No obstante, lo mejor en estos casos es consultar la dosis con tu veterinario habitual, pues un exceso podría tener efectos laxantes. 

hojas de olivo

Las hojas de olivo no son sustitutivos de los antibióticos

El extracto de las hojas de olivo presentan una gran variedad de beneficios para la salud de los perros. Sin embargo, estos deben ser utilizados de forma complementaria al tratamiento antibiótico y nunca como sustitutivo. La automedicación es peligrosa y arriesgada, por ello, la mejor decisión si nuestra mascota está enferma es acudir a un profesional.

Existen otros aceites que también son muy provechosos para la salud de nuestras mascotas, como por ejemplo el de coco, de argán, de bacalao o de linaza, los cuales ayudan en la digestión. Además, encontramos otros compuestos naturales que actúan como antibióticos para perros: la caléndula, el ajo o la cúrcuma.

El olivo es conocido mundialmente por ser el árbol del que se obtienen las aceitunas, así como el aceite de oliva, la gran joya de la cocina mediterránea con infinitos beneficios para la salud. Sin embargo, sus hojas también ofrecen un gran contenido en activos vegetales que ayudarán a mantener el organismo de tu mascota sano y fuerte.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *